QUÉ VISITAR

Historia

mosaico casa romana santa pola

El mar ha marcado la historia de Santa Pola. Los íberos construyeron un recinto amurallado en el siglo IV a. C., para comerciar con los griegos de Focea. Los romanos potenciaron un puerto clave el mediterráneo para el comercio marítimo, el Portus Illicitanus, que contaba con todos los elementos de una ciudad: una factoría de salazón de pescado, almacenes, la Casa Romana del Palmeral, mercado, necrópolis,etc.

Desde el s. XVI, el Castillo-Fortaleza y las Torres Vigía protegen a la población de los piratas berberiscos. Una vez expulsados en el s. XVIII, se establece definitivamente el núcleo de población que tomaría el nombre de Santa Pola.
Bibliografía, documentación y fotos: Fondos Museo del Mar del Ayuntamiento de Santa Pola