Estructuras old

Parque Natural

Con una superficie de 2.496 Ha. ubicadas en la zona litoral de la Bahía de Santa Pola y al oeste/suroeste de esta población, las Salinas constituyen parte del triángulo palustre sudalicantino junto con las lagunas del Hondo, Torrevieja y La Mata.

 

La instalación a finales del siglo pasado de la explotación salinera ha permitido la pervivencia de este humedal, que no tan sólo se halla protegido como Parque Natural sino que se encuentra incluido en la lista de Zonas Húmedas de Europa y Norte de África del proyecto Internacional Mar (1.965) y ratificado en la Convención Internacional sobre Zonas Húmedas y Aves Acuáticas de RAMSAR (Irán,1.971), para la protección de humedales de importancia internacional y en especial como hábitats para las aves, y asimismo se encuentra declarada como "Zona de Especial Importancia para las Aves".

 

Es en la diversidad faunística, y en especial la avifauna, donde radica la importancia de este enclave. Un factor fundamental en el mantenimiento de la gran variedad de especies presentes en la zona es la permanente circulación de agua marina que aporta grandes cantidades de organismos, los cuales proliferan en las balsas de las Salinas y constituyen el alimento de los peces y de las aves acuáticas que en ellas viven.

 

Destacan el Fartet, varias especies de mújol, el Flamenco hasta 3.500 ejemplares, es también el único lugar de la región donde inverna la Cigüeñuela, la Avoceta, Aguja Colinegra, Corremolinos Menudo, Corremolinos Zarapatín, Corremolinos Común, Archibebe Común, el Pato Colorado, el Pato Cuchara, la Focha, y en menor número el Ánade Real, Porrón Común y la Cerceta Pardilla. Las rapaces más representativas son el Aguilucho Lagunero  y el Águila Pescadora.